El jugador argentino salió a la luz pública con una entrevista para el portal deportivo, Goal, en la que confirma su continuidad en el club.

Josep María Bartomeu sentó firmemente su posición de que el jugador no dejaría las filas del club, a no ser que el equipo interesado en hacerse con los servicios del rosarino, pagara los 700 millones de euros que estipula la cláusula de su contrato.

La única salida que tenía Lionel, junto con su padre y representante, era llevar el caso a los tribunales, a lo que Messi respondió «nunca iría al juicio con el Barcelona porque es el club de mi vida. Si esa es la única vía para salir, me quedo».

El delantero de 33 años de edad no dejó de dar su opinión con respecto al presidente del club «… no vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”. 

Messi aclaró que todo este episodio no influirá en la siguiente temporada puesto que expresó su deseo por terminar su carrera de la mejor manera, compitiendo y ganando la champions.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.